martes, 6 de octubre de 2015



                                                    " Mis compañeros.  My mates"

           
Pinturas Sousa



Mientras fui una niña, fui una criatura llena de alegría. Los recuerdos que me rodean son la reminiscencia de cuando era una cachorrita vulnerable, inquieta y observadora. Mirándolos, volvió de nuevo a mi mente la tierra hollada por donde transitábamos habitualmente. Por la mañana al dar las ocho ya había desayunado, salíamos de casa y caminábamos juntos. Nos deteníamos delante del portón del colegio, ¡resplandecientes! ellos y yo. Mientras llegaba la hora de clase, entre juegos y risas, también me planteaba todas las preguntas que se hacen los niños sensibles cuando se asoman a la complejidad del mundo...

Hoy, al verlos recuerdo que con ellos brincaba, paseaba, corría y hasta nos calábamos de agua los días de lluvia. Entonces no había tanta moda del “running”, ni existían tantos consumidores de marcas de zapatos. Los nuestros eran los "todoterreno",  los "multiusos"..  eran los zapatos "gorila",  los compañeros desgastados.

                                                                   Ardilla