lunes, 9 de noviembre de 2015

                                                     

                                   Un día de Otoño. "A Autumn day"

Ardilla


 En el extremo occidental y al Norte de la provincia de Huelva, se encuentra el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Una extensa masa forestal conformada por dehesas pobladas de encinas, bosques de galería con árboles de gran porte como chopos, fresnos, sauces y alisosde robles y castaños sobre una alfombra de zarzas y plantas trepadoras. El territorio es un patrimonio natural, cultural y gastronómico que despierta el interés, la curiosidad y el descanso del visitante.  Os invito a que echéis una mirada personal y sensitiva  de algunos de estos rincones.


Ardilla

Ardilla
Ardilla









Ardilla

  
Ardilla
            
Ardilla                                                                                                           
Ardilla
Ardilla
Ardilla
 
Ardilla
                                                                                                           



Ardilla
Ardilla

Ardilla

 
  
Ardilla

Para el  culmen del recorrido algo sencillo y de la tierra.





lunes, 2 de noviembre de 2015



                                                        "No te rindas…Don't give up"

Ardilla
Dedicado a una amiga y a todas las personas que como ella, perseveran cada día por ganarle la batalla al cáncer en cualquiera de sus facetas. Por su tesón y valentía.

No te rindas, aún estás a tiempo
 de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
liberar el lastre, retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje, perseguir tus sueños
destrabar el tiempo,
correr los escombros y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
 aunque el frío queme,
 aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma,
aún hay vida en tus sueños,
porque la vida es tuya, y tuyo también el deseo,
porque lo has querido y porque te quiero.

Porque existe el vino y el amor, es cierto,
porque no hay heridas que no cure el tiempo,
abrir las puertas quitar los cerrojos,
abandonar las murallas que te protegieron.

Vivir la vida y aceptar el reto,
recuperar la risa, ensayar un canto,
bajar la guardia y extender las manos,
desplegar las alas e intentar de nuevo,
celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se ponga y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma,
aún hay vida en tus sueños,
porque cada día es un comienzo nuevo
porque esta es la hora y el mejor momento,
porque no estás sola… porque yo te quiero. 

                                                                             Mario Benedetti