martes, 26 de julio de 2016

                                                       Dentro de mi

En nuestras vidas, decía Albert Camus, hay muchas posibilidades deseando abrirse camino, sólo necesitamos una chispa de ilusión y de entusiasmo para hacerlas realidad.



                                                                              "Foto Ardilla"

En medio del odio descubrí, que había dentro de mí, un amor invencible.
En medio de lágrimas descubrí, que había dentro de mí, una sonrisa invencible.
En medio del caos descubrí, que había dentro de mí, una calma invencible.
Me di cuenta, a pesar de todo eso.
En medio del invierno descubrí, que había dentro de mí, un verano invencible.
Y eso me hace feliz, porque esto dice que no importa lo duro que el mundo empuja contra mí. Dentro de mí hay algo más fuerte, algo mejor empujando de vuelta.

                                                             "Albert Camus"
                                                                                             

En nuestro interior hay un ser invencible capaz de generar entusiasmo. ¡Conócelo! y te conocerás a ti.




martes, 12 de julio de 2016


Desde el balcón de al - Andalus

"Las aldeas de Andalucía aparecen en medio de la verdura de los vergeles como perlas blancas engastadas en medio de esmeraldas".                                                       (Ibn al Hammâra)

Aquellos que habéis viajado un poquito, incluso no muy lejos del  entorno, seguro que habéis observado y percibido el rastro de la actividad conquistadora,  defensiva y social que el hombre ha dejado tras de sí. 
Con la invasión musulmana -711- la Península Ibérica quedó dividida en dos partes, con algún que otro cambio en sus límites geográficos y con dos modelos de sociedad bien diferenciadas: Por un lado el norte peninsular con sus correspondientes reinos cristianos y por otro  al-Ándalus cuyo momento de mayor resplandor se alcanzó con el Califato de Córdoba hasta que en 1031, al- Ándalus, debido a disputas internas del Califato, fue debilitándose y fragmentadose en los conocidos reinos de Taifas. A partir de entonces se inició un periodo de "reconquista cristiana" sobre territorios que en algunos casos  llevan por apellido "frontera".  
La superioridad de aquella cultura se dejó sentir no sólo en los territorios conquistados, sino en otros muchos ámbitos como por ejemplo el mundo de la cultura, la ciencia y las creaciones artísticas, cuya belleza admiramos.
Sobre aquel legado perduran a través de los siglos como testigos silentes algunos de los pueblos que hoy os muestro. Sus calles y sus piedras, sin jactarse de su valía y obrar, guardan huellas de una cultura instalada en unos espacios que impregnan gran parte del territorio andaluz. Trazados urbanísticos, sus estrechas y laberínticas calles, viviendas, puentes, tejas, son algunos de los elementos que conforman estos paisajes blancos. Son entornos de gran belleza. Pueblos edificados por el hombre como colgaduras de algodón sobre cumbres y laderas al capricho y acomodo del medio natural. 
Quizá sea una mirada muy personal y subjetiva lo que intento transmitir, pero siento gran emoción al contemplar los lugares que formaron parte de un legado tan importante.
 Mi intención no es ofrecer una clase de historia que para eso ya están los libros.  Lo que pretendo es pasar un ratito virtual lúdico y festivo por alguno de los pueblos que fueron testigos de la historia del al-Andalus.

Empezamos nuestro paseo por Setenil de las Bodegas, puerta importante de entrada hacia el reino de Granada. Fue sitiada hasta siete veces antes de ser reconquistada en 1484. De ahí su nombre "Septem nihil". 
















 

 
















































           

Paseando por Olvera, conocida también como Al-Berr, Olivera, Wubira o Uriwila. Reconquistada en 1327 por Alfonso XI.





































Paseando por Arcos de la Frontera o Arkos. Reconquistada por Alfonso X entre 1255 y 1264.







 

























Fotos Ardilla

Hasta aquí nuestro paseo por algunas de las perlas blancas de al-Andalus.      

  (Texto y fotos Ardilla)