miércoles, 24 de junio de 2015

                                                      
                                              La entrevista”         "The interview"

Ardilla
Cierto día un periodista le hizo una entrevista al Dalai Lama y comenzó interrogándole de ésta manera:
¿Qué es lo que más le sorprende de la humanidad? Él respondió:
Que se aburren de ser niños y quieren crecer rápido, para después desear ser niños otra vez…
Que desprecian la salud para hacer dinero y luego pierden el dinero para recuperar la salud…
Que ansían el futuro y olvidan el presente y así no viven ni el presente ni el futuro…
Que viven como si nunca fuesen a morir y mueren como si nunca hubieran vivido…
El periodista quedó en silencio un rato y dijo: pero… ¿Cúales son las lecciones de vida que debemos aprender? Y respondió con una sonrisa:
Que no pueden hacer que nadie los ame sino dejarse amar.
Que lo más valioso en la vida, no es lo que tenemos, sino a quien tenemos.
Que una persona rica no es quien tiene más, sino quien necesita menos, y que el dinero puede comprar todo menos la felicidad.
Que el físico atrae pero la personalidad enamora.
Que quién no valora lo que tiene, algún día se lamentará por haberlo perdido.
Quien hace mal algún día recibirá su merecido.
Si quieres ser feliz, haz feliz a alguien.
Si quieres recibir, da un poco de ti, rodéate de buenas personas y sé una de ellas.
Recuerda, a veces, a quien menos esperas es quien te hará vivir buenas experiencias.
Nunca arruines tu presente por un pasado que no tiene futuro.
Una persona fuerte sabe como mantener en orden su vida. Aún con lágrimas en los ojos se las arregla para decir con una sonrisa “Estoy bien”.
El poder superior vio tu tristeza y dijo: los tiempos duros han pasado.
                                                                     
                                                                                                              “Dalai Lama”
                          
                          ¡FELIZ VERANO A TODOS Y GRACIAS POR ESTAR AHÍ! 

Ardilla
Ardilla





Ardilla

14 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Como bien dice. "Maravillosa sabiduría" sin más aditivos. Gracias me alegra verle de nuevo por aquí.

      Eliminar
  2. ¡Por fin te veo activo el blog!
    Sí, conocía estas reflexiones de Dalai Lama, son tan profundas como ciertas. Gracias por compartirlas y espero que antes de vacaciones nos dejes unas cositas más.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por estar ahí. Estoy algo liada, solo es un pequeño paréntesis, retomaré pronto con mis reflexiones.
      Un abrazo amiga.

      Eliminar
  3. Es un tipazo... y lo divertido y alegre que es en las entrevistas.
    Que bueno verte otra vez.
    Un abrazo inmenso.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti por estar aquí junto a mi. Pronto estaré más activa. Mientras tanto comparto lo bueno y conocido con vosotros, nos ayudará a todos.
    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  5. Bueno ardilla, sí conozco esas reflexiones de Dalai Dama y su libro El arte de la felicidad.
    Gracias por traerlas a tu blog.
    Me tomo un descanso hasta septiembre, necesito descansar.
    espero verte algún día por mi casa, te invito a un cafelito con hielo, hace calor.
    un abrazo.
    Sor. Cecilia

    ResponderEliminar
  6. Menuda palabra me dicen algunos. ¡Felicidad!. Pues sí. Ser feliz es un arte, un propósito de vida, un objetivo alcanzable y un derecho que exige voluntad y práctica. No nacimos con el propósito de causar problemas ni de ser infelices. Nos enseñaron a vivir con el sufrimiento pero no a buscar la felicidad y ser felices. Pensamos que es imposible ser felices y yo pienso que no. Todo pasa por entrenar nuestros corazones y mentes. Cambiar de paradigma. Nuestras actitudes y pensamientos negativos no nos dejan ser felices. Enjuiciamos más de la cuenta a los otros sin saber lo que hay de cierto en esos juicios. Culpamos siempre a los demás sin darnos cuenta que los defectos de los demás son los mismos que los nuestros. Ellos hacen de espejo y en ellos nos vemos reflejados. La felicidad está en nuestras manos y no en la de otros. Si fuéramos conscientes de ello, trabajaríamos por ella, igual que trabajamos para conseguir una buena y sana alimentación. La solución, creo yo pasa por "querer cambiar" pero para ello antes debemos conocer nuestro interior, ser consciente de lo que hay "mucha basura" y darle un buen espulgo. Desechar los "malos hábitos" que corroen y revestirse de esperanza. Como todo requiere tiempo, pero sobre todo muchas ganas de "querer cambiar". Entonces es cuando se encuentra la paz y la verdadera felicidad.
    Gracias por estar siempre ahí y por compartir conmigo. Acepto muy gustada la invitación. Cuídese y un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por pasare por mi casa, me ha gustado verte.Doy cursos de crecimiento personal hace muchos años y si no tenemos una buena autoestima no daremos el valor que tiene cada cosa ni conseguiremos rascar la felicidad.
    Cuando quieres te preparo en cafelito con hielo, estoy en Valencia y nos hace mucho calor.
    Un abrazo amiga.
    Sor. Cecilia

    ResponderEliminar
  8. Ya me gustaría acudir a algunos de esos cursos, me gusta el tema y creo que viene bien para enriquecerse, saber lo que llevamos dentro y lo importante que somos.
    Gracias hermana. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Respuestas
    1. Gracias amiga. que no falte esa nobleza y gratitud, el mundo necesita de ello.

      Eliminar
  10. Por una vez voy a ser políticamene correcto. Me gustan mucho tus entradas y tus comentarios más. Espero que me regales uno cuando puedas en mi última entrada. Chacho también lo espera. Ya somos dos los que esperamos tus palabras de aliento. Amamos el mundo siempre, pero sólo los que estamos sanos. ¿Borro esto último o no? Quedo a la espera de sus noticias, ardilla.

    ResponderEliminar
  11. Hola amigo. Pronto me pasaré por tu blog. Amamos el mundo los que estamos sanos y tenemos algo de sensibilidad para con los demás. El mundo de los menos privilegiados "su mundo" se puede hacer un poquito más agradable gracias a gente como tú. Gracias por participar. Hasta pronto

    ResponderEliminar