martes, 21 de marzo de 2017

                                                                 
                                               Filigrana de hierro y cristal


En la segunda mitad del siglo XIX y con motivo de la gran expansión  Industrial, surgió en muchas ciudades europeas una auténtica revolución arquitectónica. Revolución que se tradujo en el descubrimiento de nuevos materiales de construcción, así como en el empleo de nuevas y contemporáneas formas constructivas. 
Los nuevos materiales - hierro, vidrio, acero, hormigón- sirvieron a muchos arquitectos e ingenieros para conformar nuevas y voluminosas obras de arte.
España también tuvo su impronta en estas nuevas técnicas de la mano de arquitectos e ingenieros como: Alberto Palacio Elissague - creador de la gran cubierta de la Estación de Atocha- o Ricardo Velázquez Bosco, autor del Palacio de Cristal del Buen Retiro de Madrid. 
El palacio "invernadero" fue construido con motivo de la Exposición Universal de Filipinas - 1887- testimonio de la España decimonónica y su vínculo colonial con el sudeste asiático del Pacífico.
La innovadora composición, de aire ecléctico, ocupa actualmente  el solar donde en tiempos, se asentaba la fábrica de Porcelana destruida por el bando francés en la Guerra de la Independencia. 
El conjunto arquitectónico conforma grandes y diáfanos espacios. La base exterior del edificio está recubierta de ladrillo y detalles del ceramista  Zuloaga. Como resultado tenemos un bonito edificio - estufa-  con clásicas proporciones de estilo griego,  recubierto de cristal que deja pasar la iluminación natural acorde con cada estación del año. 
A continuación os dejo algunas imágenes -que valen mas que mil palabras- del emblemático Palacio y su entorno. Espero que disfrutéis de ellas tanto como yo cuando hice las prácticas de fotografía.

Ardilla
1.- He aquí la elegancia y belleza del palacio "levantado a la diosa Naturaleza para el culto de las flores y las plantas..." 
2.- Rodeado de Castaños de Indias
3.- Filigrana y su entorno 
4.- Motivos de la cerámica de Zuloaga ext. 1
5.- Una mirada hacia el interior
6.- Motivos de la cerámica de Zuloaga ext. 2
7.- Interior de columnas 
8.- Arcada desde el exterior
9.- Trébol
10.- Otra parte del trébol
11.- Vista de un lateral del pórtico de entrada
12.- Interior y bóvedas de cañón
13.- Linterna y trébol
14.- Interior, cubiertas, columnas, bóveda...
15.- Filigrana y pórtico de entrada con columnas  jónicas 
16.- Otra perspectiva del interior
17.- Estructura y luz

18.- Hierro, cristal y naturaleza
19.- Columnas y bóveda desde el interior
20.- Detalles de Columnas y cerámica
21.- Remate cornisa
22.- Estructura, luz, color
23.- Estanque artificial con cipreses
24.- Perspectiva  desde el balaustre de la terraza con vistas al estanque artificial
25.- Vista del edificio, la entrada y el lago artificial
26.- Vista en sepia a través de los cipreses
27.- A través de una ventana natural
28.- Vista central

Manuel Antón escribía en el periódico "El Globo" del año 1887  pag.  23 lo siguiente acerca del emblemático edificio: "Es el palacio de Cristal como una catedral de vidrio, de clásicas proporciones, sobre una colina de césped. Sus paredes y muros son inmensas y transparentes vidrieras sostenidas por jónicas columnas de hierro, dispuestas en tres naves sobre una traza de forma de trébol y coronadas por una inmensa cúpula, cuya altura alcanza 22,60 metros, que cubre un magno pilón destinado a las plantas acuáticas...."

Fotografía: Ardilla
Texto: Ardilla
Fuentes: Hemeroteca Digital. Biblioteca Nacional. Periódico "El Globo"