viernes, 4 de octubre de 2013

                                    Invitación a Pensar y Sentir

“El pensamiento es la única cosa del universo de la que no se puede negar su existencia: Negar es pensar”. (Ortega y Gasset)

“Thinking is the only thing in the universe which existence can´t be denied: Denying is Thinking”. (O.G)

Nunca el ser humano ha sabido tanto de sí mismo como en la actualidad. Su pensamiento es un fluir de ideas hechas palabras. Su yo interior y el diálogo silencioso consigo mismo, ha sido y seguirá siendo el gran compañero de viaje; esforzándose juntos, para mantener los vínculos que hagan posible del vivir un arte. Para ello ha de saber que se convertirá en artesano de su obra; requiriendo una destreza de pensamiento; instrumento esencial, que portará en la mochila de su existir. Pasará por pensar y sentir en soledad, para después repetir la acción por y junto a los demás. Entonces el gran dilema del ser humano, fundamentado en pregunta es: ¿por qué y para qué pensar?¿Acaso no es demasiado arriesgado atreverse, mediante la reflexión, a desafiar los pensamientos, sentimientos y actuaciones  de la humanidad?Posiblemente sea el momento de reinterpretar la realidad construida, de percibirla y orientarla fuera de la visión general que se nos ofrece, y este blog puede ser un instrumento...Quizá sea una utopía o, posiblemente un anhelo de esperanza para alcanzar un estilo de vida diferente orientado hacia un futuro que aun no existe. Pero entre un pasado y el posible futuro, no debemos dejar escapar el presente, que podemos llenar con proyectos e ilusiones atractivas, que nos ayuden a ver con nitidez y entusiasmo el horizonte. Necesitamos contar con esa intimidad de pensamiento, pero para proyectarnos hacia los demás con ansias de comunicación con todos, para resolver problemas que nos envuelven a todos. ¿Cómo?... Mediante la puesta en común de los distintos enfoques de pensamiento. Sería una buena forma de compartir, no sólo información – como hechos y sucesos desagradables -  que de ello ya estamos saturados, sino de reflexionar sobre pensamientos y sentimientos que por su contenido nos enriquezcan a todos. Vuestra participación, observación y crítica imparcial, serán importantes para que el blog pueda ser lo más objetivo posible. Por ello ¡Invito! A todo aquel que quiera, a compartir este espacio conmigo.  Seréis ¡Bienvenidos!                                     

                                                                                 Ardilla

Texto: Ardilla

11 comentarios:

  1. Magnífica entrada para el inicio de un blog con ese título tan sugerente: Asomarse a la vida. Contar y compartir las cosas de la vida, nuestros pensamientos y ponerlo en común con la idea de aportarnos mutuamente, de retroalimentarnos, o lo que es lo mismo, aprender los unos de los otros.
    Pues si de eso se trata, me tendrás como seguidora, no conozco persona más generosa que tú y sé que cada vez que publiques algo estaré aprendiendo. Intentaré estar a la altura, para que este sea un sitio donde las ideas fluyan, siempre con nuestros propios límites, por supuesto.
    Pues enhorabuena por tan esperado blog, me encanta el formato elegido, el color…siempre dentro de tu estilo.
    Recibe un abrazo de amiga.

    ResponderEliminar
  2. Amiga y compañera de camino. Ya ves... una opinión que tiene mucho que ver con el resultado de lo que ambas iniciamos hace algunos años. ¿Te acuerdas? ...Pues sí, lo que parecía un sueño, una locura - para algunos- nosotras lo convertimos en realidad “virtual”... Seguiremos aprendiendo, trazando metas y perseverando con esfuerzo para conseguirlas – como siempre - sin perder nunca de vista que nuestro objetivo es trabajar por y para el ser humano.
    Gracias por estar ahí y por animarme a que el blog se hiciera realidad.
    Ardilla

    ResponderEliminar
  3. Ardilla:
    Te felicito por este blog.
    El solo hecho de crearlo es un logro en sí mismo.
    Como un aporte modesto, te acerco un viejo texto, para que veas qué se supone que propongo.
    http://pensamientosyopinionesdearturo.blogspot.com.ar/2012/04/travesia.html
    No hallé dónde anotarme como seguidor.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Arturo por su participación.
    Será un honor tenerle en este espacio. Por supuesto que es un reto para mí y todos los que de alguna forma nos atrevemos a desafiar las modas del " no merece la pena" por las de es posible conseguirlo. Al fin de cuentas es una buena manera de compartir pensamientos y tertulias virtuales. ¡Bienvenido! y Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Oye, Ardilla o como te llames, no me gusta nada esa frase de Tagore: "Vivimos en el mundo cuando lo amamos?" Es absurdo cuando menos. La frase correcta es "vivimos en el mundo mientras no estamos muertos". ¿Sabes quiénes no aman el mundo? Yo te contesto: los enfermos, los deprimidos (enfermos), los terminales (enfermos), los presuicidas (enfermos), los indigentes (enfermos), los torturados (enfermos), los que sufren (enfermos)... ¿Y acaso no viven en el mundo? Viven como tú y como yo y como Tagore mientras respiró. Tal vez ese "vivimos" tenga un significado distinto al que le damos tú y yo. Tal vez quiso decir "disfrutamos" o "gozamos" o "somos felices". Pero, claro, Tagore fue premio nobel y fue feliz. Los que sufrían no le preocupaban mucho. Góngora lo dijo mucho mejor: "Ande yo caliente y ríase la gente". Me gustaría que analizaras un poco la filosofía hindú y, por extensión, asiática de la existencia. ¿Sabías que el suicidio está bien visto en esa cultura oriental? Acuérdate de los kamikazes o del harakiri, por no hablarte del budismo que lo propaga. En fin, que están a años luz de nuestra cultura occidental. Es muy exótico el tal Tagore, pero no me gusta como compañero de viaje... existencial. Con toda mi cordialidad.

    ResponderEliminar

  6. Saludos amigo lector. Mi nombre es Loli, pero en el círculo de mis amistados me conocen también como “ardilla”.
    Siento que no le guste la frase que tomé prestada para pie de página del blog, pero para mí tiene un significado “especial”. No está seleccionada al azar, sino pensada y meditada en relación con el contenido de este espacio, y precisamente porque encuentro en ella, todo lo contrario a lo absurdo y hueco.
    Coincidimos en cuanto a que nos referimos al mismo perfil de personas, pero discrepo porque sí he vivido y compartido “por suerte” situaciones límites con esa otredad, de la que hablamos.
    Claro que muchos de nosotros sabemos de sus preocupaciones y sus angustias, si las hemos, incluso, vivido muy de cerca. Pero detrás de cada una de esas experiencias hay personas con nombre y apellidos, que han sabido transmitir una lección de coraje y dignidad. Nos han proporcionado su gran sabiduría y un estilo de vida del que la mayoría huye. Pese a ello han apostado por “vivir en el mundo amándolo”; el cómo, es un arte que cada cual ha de buscar.
    En cuanto a la cultura; occidental u oriental, aprendí hace tiempo a no cerrar puertas; así pues, sería una postura etnocentrista, por mi parte, si pretendiera hacer de la mía una interpretación única y exclusiva.
    Gracias por su participación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como quieras, Loli. Tú respetas todo, a ti te da igual todo, tú no cierras puertas aunque haya ladrones rondando, sigue así, criatura, sigue así. La frase tiene para ti un significado especial que no desvelas. La has pensado y meditado, pero no me dices ni tus pensamientos ni tus meditaciones. Dices que esa frase es todo lo contrario a lo absurdo y a lo hueco, luego para ti es una frase racional, coherente y llena de sentido. Mis argumentos en contra los he escrito ya. ¿Dónde están los tuyos? Dices que has vivido y compartido situaciones límites con esa otredad. No te entiendo. Háblame en cristiano. ¿De qué hablas, de suicidios, de depresiones, de fibromialgias, de cánceres, de maltrato, de qué hablas? Hablas en un párrafo muy oscuro de "lección de coraje y dignidad? ¿Cuáles? No te entiendo. ¿De quién hablas, de Tagore, de Mandela, de quién? ¿Qué sabiduría es esa que potencia el suicidio? ¿Qué estilo de vida es ese estilo de las castas? Mira, o hablamos de la realidad del ser humano o lo dejamos. Te repito que el 98% de las personas viven el mundo amándolo, pero eso es obvio, no lo tiene que decir Tagore, lo dice el tendero de la esquina y el fontanero cuanto le pagas la factura o el político cuando cobra la nómina. La pregunta es qué hacemos con el 2% o el 5% restante o el 10% restante. ¿Los dejamos ahí pudriéndose con sus depresiones o sus autismos o sus vagabundeos sin sentido o sus miedos irracionales?. ¿O los ayudamos? Los psiquiatras no los curan, amiga Loli, no curan a nadie. ¿Los miramos compasivamente y luego nos vamos a la peluquería o a merendar con las amigas o con los amigos? ¿O nos empeñamos en intentar que amen la vida? Déjate de etnocentrismos, eso queda bien, pero no significa nada. Etno es cultura o raza y centrismo es centro. Y te repito que la cultura occidental es la única que merece la pena. Es en la que tú vives. Si vivieras en Lagos, en Nueva Delhi o en Pekín, estoy seguro que pensarías de otra forma. ¿No te das cuenta que tu relativismo es fruto de una cultura tolerante y dialogante? Dile eso a algunos de los que predican lo que predican . Mójate y deja de tolerar todo. No es bueno, sobre todo porque no es bueno imponer y en esas culturas exóticas, orientales, hindúes o lo que sea, se impone todo por decreto. La democracia sólo ha germinado en occidente, sólo ha calado aquí, y eso se lo debemos a los griegos. Felícitate por vivir donde vives y por no tener que aguantar culturas represoras y omnímodas que se basan en interpretaciones de ¿libros sagrados? por parte de las clases dominantes, sean con turbante, con faldas o con faquires. En fin, que seguiré participando mientras me agradezcas mis intervenciones. Otros me han echado de sus blogs por menos. Y espero, Ardilla, verte brincar de rama en rama por mi blog también. No te enfades conmigo, sólo quiero evidenciar contradicciones y resucitar la autocrítica en todo homínido racional que se precie de ello. Cordialmente.

      Eliminar
    2. Tranquilo Sr Santiago y no se ofusque, esto no ha hecho más que empezar. El blog acaba de nacer y se irá conformando o tejiendo con temas que atañen al ser humano; ese será el hilo conductor del mismo. Puede que en él encuentre respuestas a algunas de las preguntas que me hace. Mientras tanto sí que puedo adelantarle algo...
      He tenido la oportunidad de asomarme al balcón del mundo y percibirlo desde varias perspectivas; desde arriba, desde una cama de hospital, o sobre ruedas – no de coche- y es por ello que “vivo la vida amándola”. Ahora ando por encima de los árboles – como buena ardilla- oteando con los ojos bien abiertos el paisaje y el paisanaje.
      Soy tolerante o respetuosa con todos aquellos y aquello que merezcan la pena. Y soy crítica contra toda injusticia y modo de violencia que “arremeta” contra el ser humano. Ya sea física, psicológica, de pensamiento o verbal, pues a veces las palabras, se utilizan como verdaderos cuchillos capaces de cercenar la vida de las personas.
      He tenido oportunidad de “compartir” algunas situaciones que parecían verdaderas películas de terror. - Madre que sostenía a su hijo en brazos, al borde de la muerte, fruto de una sobredosis “adulterada” con polvos de talco. O, la hija que ha presenciado el suicidio de un padre después de haber sido maltratada y violada por él. O, la de algunas mujeres y niños víctimas de un verdugo dentro de su propio hogar; O personas que se han enfrentado a la enfermedad, y cuya mirada y lucha diaria me decían “merece la pena”. O quizá la madre que salió de su país, con un hijo en su seno buscando y esperanzada en encontrar un mundo mejor... Podría seguir sumando pero sería verlo todo con las gafas opacas, demasiada oscuridad...También existen los colores y la luz.
      A todos estos protagonistas les une una cosa; apostaron por “vivir la vida amándola” y ahí están; héroes y heroínas que obtuvieron el premio de la "sabiduría”, el arte de vivir, y es que a veces la vida enseña muchas cosas más que los libros.
      Para mí todos ellos son “Sabios”.
      Bueno y como ambos coincidimos con Terencio en que “nada de lo humano nos es ajeno” pues heme aquí; en un espacio “nuevo” desde el que poder aportar a través de las ideas mucho bueno. ¡Una forma más de aprender!









      Eliminar
  7. Nena, no es cuestión de querer. Es cuestión de "poder" Los enfermos están enfermos y no pueden. Felicítate a ti misma por poder. Los enfermos no pueden. Y yo intento curarlos. ¿Vale?

    ResponderEliminar
  8. Cuando termine su erudita exposición en su espacio virtual "hablaremos de los sin techo y de los excluidos psíquicos". Mientras tanto y si lo que pretende es incitar a los lectores a que colaboren con su "proyecto" desde luego ha escogido un espacio modesto y poco frecuentado por su reciente origen. Si le sirve de puente o para difundir su idea, pues bienvenido sea. ¡Ah! sé que es inteligente, pero por favor ataque por un flanco y procure que no haga efecto rebote. Sus enfermos, mis lectores y yo merecemos todo lo mejor. Me voy al otro flanco Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  9. No te he entendido lo de los flancos. Yo doy siempre la cara y voy derecho al grano. La paja me importa un pimiento. Si quieres me amplías lo de los flancos, si no pues me da igual que me da lo mismo. Después de tu gesto, me he quedado sin palabras. Así que dime lo que quieras o calla para siempre. Con mi total respeto y con mi total admiración por los hechos que has protagonizado. Las palabras se las lleva el viento. Las acciones y los números y los abonos y las molestias que se tomado "ardilla", no.

    ResponderEliminar